Reclamación de incapacidades en Oviedo y Avilés-Corvera de Asturias

Cuando una persona sufre un accidente, bien sea un accidente de tráfico, laboral o de cualquier tipo, puede sufrir unas secuelas posteriores que le impidan desempeñar su trabajo con normalidad. Cuando esto sucede, se procede a la solicitud de una incapacidad laboral, por la cual el INSS reconoce que dicha persona ha visto mermadas sus capacidades para poder realizar sus funciones laborales, y como consecuencia se le otorga una pensión para ayudarle a sufragar los gastos derivados de dicha pérdida de capacidad productiva.

En Abastur Abogados Asesores le ayudamos a solicitar su pensión por incapacidad si vive en Asturias: hemos ayudado a numerosos clientes en Oviedo y Avilés-Corvera de Asturias a tramitar su solicitud con éxito.



Tipos de incapacidades

Existen diversos tipos de incapacidades reconocidas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, atendiendo a la gravedad de las secuelas y si son puntuales o provocan una disminución permanente de la capacidad para trabajar.



Incapacidad temporal (IT)

La incapacidad temporal es una situación por la que una persona se encuentra imposibilitada para desempeñar sus funciones laborales de forma puntual, además de requerir asistencia médica por una enfermedad común o profesional, o un accidente laboral o no laboral. También es conocida como baja médica.

La duración de esta incapacidad puede durar hasta 12 meses, prorrogables por otros 6 meses más. Al final de este periodo, el INSS será el encargado de valorar si esta incapacidad temporal puede convertirse en permanente, ya que la enfermedad o dolencia de la persona no ha remitido y sigue incapacitado para trabajar con normalidad. También será el encargado de solicitar el alta médica, si observa que el paciente ha experimentado mejoría y puede volver a incorporarse al trabajo.

Durante el tiempo en el que el trabajador está de baja, este no acude a trabajar y a cambio cobra un subsidio económico. Cuando la baja es por enfermedad común o por accidente no laboral, el trabajador percibe el 60% de la base reguladora entre el cuarto día y el vigésimo, a partir del cual empieza a cobrar el 75%. Cuando la baja es debida a causa de una enfermedad profesional o accidente de trabajo, se cobra el 75% de la base reguladora desde el día siguiente de la concesión de la incapacidad temporal.



Incapacidad permanente (IP)

Cuando tras un periodo de baja médica, se observa que el paciente no podrá volver a desempeñar su trabajo con normalidad aun habiéndose sometido a tratamiento médico, se le concederá una incapacidad permanente si el INSS así lo considera. Esta incapacidad permanente lleva consigo una retribución que ayuda a compensar las pérdidas económicas derivadas de su patología y su incapacidad para poder trabajar.

Dependiendo del grado de reducción de sus capacidades de trabajo, se le otorgará uno u otro tipo de incapacidad permanente. Estas concesiones son revisables, esto significa que la resolución de la incapacidad puede modificarse dependiendo de si el INSS considera que el paciente ha mejorado o ha empeorado su condición física, pudiéndole otorgar un nuevo grado de incapacidad.

Incapacidad permanente parcial

En los casos de incapacidad permanente parcial la persona ha experimentado un grado de disminución en su rendimiendo laboral no inferior al 33%. Esto significa que sus patologías no le impiden por completo desempeñar su profesión, pudiendo continuar con su trabajo, con algunas limitaciones. Para sufragar su pérdida de poder adquisitivo se le otorgará una prestación mensual.

Incapacidad permanente total

En la incapacidad permanente total el trabajador no puede desempeñar sus funciones habituales, pero sí puede trabajar en otra profesión distinta a la que ya tenía. Si se le concede al trabajador este grado de incapacidad se le otorgará una pensión vitalicia del 55% de su base reguladora, que además es compatible con el sueldo proviniente de otro tipo de trabajo diferente al anterior.

Incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta reconoce que el trabajador no puede desempeñar ninguna profesión debido a que se han visto mermadas sus capacidades laborales. Por ello se le otorga una pensión vitalicia que consiste en el 100% de su salario bruto.

Gran invalidez

Cuando la persona no puede valerse por si misma y necesita un cuidador para poder realizar sus actividades cotidianas se le otorga un complemento conocido como Gran Invalidez, que supone un aumento de su prestación anterior con una ayuda económica equivalente al 45% del salario mínimo interprofesional, para ayudarle a sufragar los gastos derivados de su condición física.



Si ha sufrido una accidente de tráfico, de trabajo o tiene una enfermedad que le limita para desempeñar su profesión, necesitará un abogado que le ayude con las gestiones de la solicitud de la incapacidad, y también para solicitar una reclamación si la resolución no se ajusta a lo que Ud. esperaba. En Abastur Abogados Asesores le ayudamos a solicitar su pensión por incapacidad. Nuestro bufete de abogados con sede en Oviedo y Avilés-Corvera de Asturias colaborará con usted para ayudarle a tramitar su petición ante el INSS. Si vive en Asturias, no dude en contactar con nosotros; le ofreceremos una asistencia de calidad.

Contacte ahora con nuestro despacho de abogados en Oviedo

¿Desea reclamar una indemnización?

Si ha sufrido un accidente de tráfico, nuestros abogados le ayudarán a reclamar la indemnización correspondiente