Reclamación de deudas de los vecinos morosos de una comunidad de propietarios

Cada propietario de una comunidad deberá abonar una cuantía económica de forma periódica (mensual, semestral, anual...) que irá destinada a los fondos de la comunidad de propietarios. Con ellos, se sufragarán distintos gastos, tanto ordinarios como extraordinarios, destinados al mantenimiento del inmueble y sus zonas comunes.

Cada vecino abonará una determinada cuantía, según si el reparto se hace por cuotas de participación o si los vecinos desean modificar esta norma que impone la Ley de Propiedad Horizontal por defecto para abonar entre todos la misma cantidad.

En las comunidades de propietarios podemos encontrarnos con vecinos que abonan sus cuotas cuando les corresponde, pero también podemos hallar vecinos que no abonan sus cuotas, bien porque no desean hacerlo o por múltiples causas diferentes.

Este es un tema esencial a abordar puesto que es muy común encontrarnos con vecinos morosos en las comunidades. Una de las preguntas que más se hacen los vecinos es: "¿qué hacer con un vecino moroso?". Por ello, los propietarios deben ser conscientes de lo que sucede cuando un vecino deja de pagar sus obligaciones con la comunidad y cuál es el proceso que se inicia para la reclamación de las cuotas atrasadas.



¿Cómo reclamar la deuda de un vecino moroso?


Reclamación extrajudicial

En primer lugar, se procederá a celebrar una junta de propietarios. Debe convocarse de forma apropiada a todos los vecinos, también al vecino deudor, por las vías que establece la Ley.

Tras su celebración se redactará un acta donde se recoja la certificación y liquidación de la deuda del propietario deudor, desglosando sus obligaciones por fechas y conceptos. También se expedirá una autorización para que el presidente o el Administrador de la comunidad pueda exigir el pago de las cuotas atrasadas por la vía judicial.

Este acta será enviada al vecino moroso mediante carta certificada con acuse de recibo, mediante burofax o por correo electrónico. Si no la recibe, se podrá publicar una diligencia en el tablón de la comunidad o en un lugar visible en las zonas comunes. Esta diligencia surtirá los efectos de notificación a los tres días, según contempla el artículo 9.h de la LPH.

También se le remitirá al vecino deudor el certificado-liquidación de la deuda mediante carta certificada, acordada en la junta de propietarios. También se le notificará la voluntad de emprender acciones judiciales para la reclamación de la deuda y la autorización al presidente de la comunidad para poder realizar los actos destinados a tal fin.

Se le advertirá al propietario moroso que posee un plazo determinado para poder abonar la cantidad reclamada, y se indicará que en caso de no proceder al abono de las cuantías atrasadas se procederá a iniciar un proceso judicial, siendo él el responsable del pago de las cuotas procesales.


Reclamación judicial

Procedimiento monitorio

El procedimiento monitorio es una de las dos vías judiciales a tomar para proceder a la reclamación de las deudas atrasadas de la comunidad de propietarios.

El presidente, en representación de la comunidad de propietarios, deberá interponer una demanda ante el juzgado competente, que notificará su admisión a trámite. Si todo está correcto, el juzgado procederá a requerir al vecino moroso el pago de las cuotas pendientes en un plazo de 20 días.

En este plazo pueden surgir tres situaciones distintas:

  • Que el vecino abone la deuda y el proceso finalice. La deuda será puesta a disposición de la Comunidad o bien ingresada en la cuenta de consignaciones y depósitos del Juzgado.
  • Que el vecino no pague ni se oponga al requerimiento. Se dictará un decreto por el que se podrá ejecutar la deuda y embargar los bienes del deudor hasta que este salde su deuda.
  • Que el vecino se oponga al requerimiento de pago, alegando diferentes razones como que no debe las cuantías reclamadas, o bien que solo sufragará una parte de ellas. También podrá defenderse alegando cuestiones formales, como que no se le haya notificado adecuadamente según lo establecido por la ley u otras razones. En este caso, se procederá a celebrar el juicio correspondiente en función de la cuantía reclamada. Mientras tanto, se podrá solicitar al propietario deudor el embargo preventivo de sus bienes.

Procedimiento declarativo

Según la cuantía a la que ascienda la deuda se podrá iniciar un procedimiento ordinario o verbal para su reclamación:

  • Procedimiento ordinario: Cantidades superiores a 6.000 euros.
  • Procedimiento verbal: Cantidades inferiores a 6.000 euros.

Estos procedimiento finalizarán con una sentencia dictaminada por el Juez.



Derechos del vecino moroso

Los derechos del propietario deudor de la comunidad pueden verse limitados en caso de que este no abone las cuotas que le pertenecen. El derecho fundamental que perderá es el de su voto en la Junta de Vecinos. No obstante, este podrá seguir asistiendo a las Juntas y también podrá tener voz y opinión, pero no podrá votar en las decisiones acordadas.

Los propietarios morosos podrán seguir utilizando las zonas comunes del inmueble: piscina, pistas de tenis, etc. ya que son derechos inherentes a la propiedad de la vivienda. No obstante, puede especificarse en los Estatutos de la Comunidad la privación de estos derechos, estableciendo una regulación muy clara para limitar el acceso a dichas zonas comunes.

Otra de las cuestiones que más se plantean los propietarios de una comunidad es si un vecino moroso puede ser presidente de la comunidad. La respuesta es , puesto que la Ley de Propiedad Horizontal no establece ninguna norma que lo impida. El nombramiento del presidente de la comunidad puede establecerse mediante elección o por turnos rotativos; no obstante, no es lo más conveniente que un vecino moroso acceda a la presidencia de la comunidad, puesto que se produciría un conflicto de intereses.


Para reclamar las cantidades a deber de un propietario moroso, Ud. puede recurrir a la ayuda de su administrador de fincas, que sabrá cómo proceder en cada situación. En Abastur Abogados Asesores, somos expertos en este ámbito y además contamos con una larga experiencia en Derecho, por lo que podremos asesorarle adecuadamente en el proceso extrajudicial y judicial para reclamar debidamente las cantidades adeudadas. La intervención de un abogado es imprescindible en caso de que deba una cuantía superior a 2.000 euros, pero siempre es recomendable recurrir a la ayuda de un profesional para poder realizar con éxito la reclamación y exigir que el propietario moroso abone sus deudas con la comunidad. Además, los gastos de los profesionales implicados en el proceso deberán ser abonador por el deudor, por lo que no implicará un gasto extra para la comunidad.

Por ello, le recomendamos que si existe un vecino moroso en su comunidad, deje el caso en manos de auténticos expertos en la materia. Desde nuestro despacho de abogados y administradores de fincas en Oviedo y Avilés-Corvera de Asturias le animamos a que solicite toda la información que desee acerca de nuestros servicios y honorarios. Le aseguramos que su comunidad de vecinos quedará en las mejores manos. Llame ahora o escríbanos e infórmese.

Contacte ahora con nuestro despacho de abogados en Oviedo

¿Necesita un administrador de fincas en Oviedo o en Avilés-Corvera de Asturias?

En nuestro despacho contamos con abogados especialistas en Propiedad Horizontal