Guarda y custodia de menores

Cuando un matrimonio con menores a cargo se divorcia, es común que se pregunten qué va a pasar con sus hijos de ahora en adelante. Para asesorarles en el proceso es esencial contar con la ayuda de un abogado de Familia que pueda ofrecerles diferentes posibilidades para poder llegar a un acuerdo. Si los progenitores no pudieran alcanzar dicho acuerdo, el proceso de divorcio contencioso debería resolverse ante un Juez, que escogería el régimen de guarda y custodia y el régimen de visitas más conveniente teniendo en cuenta el bienestar y los intereses de los menores.

En Abastur Abogados Asesores, nuestros abogados de Familia en Oviedo y Avilés-Corvera de Asturias podrán ayudarle con todo tipo de cuestiones referentes al cuidado de los hijos tras el matrimonio: custodia, pensión de alimentos... En un ámbito tan delicado en un divorcio como este, es importante poder contar con el asesoramiento de expertos en la materia. De esta forma, usted y su pareja podrán llegar a un acuerdo satisfactorio velando por el bienestar de los menores, una de las partes que más sufren las consecuencias del divorcio de sus padres.


Tipos de guarda y custodia

Para aquellas parejas que vayan a divorciarse y tengan hijos menores a su cargo, es importante que conozcan todos los tipos de regímenes de guarda y custodia que pueden darse, según la legislación vigente en materia de Derecho Familiar.


Custodia monoparental

La custodia monoparental es el tipo más recurrido de custodia en nuestro país; también se conoce como custodia individual o exclusiva. En este modelo, solo uno de los progenitores podrá poseer la custodia sobre los menores. El progenitor no custodio, así mismo, podrá disfrutar de derechos como el régimen de visitas, con el cual se establecerá un calendario de visitas en el cual podrá pasar un tiempo determinado junto a sus hijos. También podrá disfrutar de su derecho de estancia y disfrutar de varios días junto a sus hijos, con pernocta incluida. Y por supuesto, podrá mantener en todo momento comunicación con los menores, respetando sus horarios.

El progenitor no custodio mantendrá la patria potestad tras el divorcio, a no ser que esta sea retirada por causas de fuerza mayor. Por ello, tendrá derecho a participar en la educación de sus hijos y a ser informado de todo lo que acontezca con ellos: su estado de salud, sus progresos académicos...

Habitualmente el progenitor no custodio deberá abonar una pensión de alimentos para poder contribuir con los gastos de sus hijos: material escolar, ropa, gastos sanitarios...


Custodia compartida

La custodia compartida ha ido ganando terreno cada vez más en los últimos tiempos frente a la custodia monoparental; si bien todavía no es la opción más recurrida en aquellos matrimonios que deciden separarse o divorciarse con hijos a cargo.

En este régimen de custodia, los progenitores podrán tener en su compañía a sus hijos en periodos alternos, que bien pueden ser por quincenas, meses, semestres, etc. Ambos podrán tomar decisiones en igualdad de condiciones sobre el cuidado de los menores.

Dependiendo de dónde residan los menores durante el periodo de custodia y el tiempo por el que lo hagan, podremos distinguir otras subcategorías dentro del régimen de custodia compartida.

  • Custodia compartida con domicilio fijo: Los hijos permanecen en la misma vivienda, siendo los padres los que se turnan en el domicilio familiar, según el periodo que les corresponda.
  • Custodia compartida con domicilio rotatorio: Los padres viven cada uno en su propia vivienda, y los hijos irán cambiando de un domicilio a otro dependiendo de quien ostente la custodia en ese momento.
  • Custodia compartida coexistente: Los padres y los hijos viven en el mismo domicilio. No es la forma más común para ostentar la custodia compartida, puede producirse de forma temporal mientras los padres buscan una segunda vivienda.
  • Custodia compartida por igual periodo de permanencia: Cada progenitor convive con los hijos durante el mismo periodo de tiempo, por ejemplo, quince días cada uno.
  • Custodia compartida por diferentes periodos de permanencia: Uno de los progenitores dispone durante más tiempo de la custodia de los menores respecto al otro. Esto puede darse en caso de que uno de ellos viaje por trabajo y no pueda encargarse de sus hijos, cediéndole más tiempo a la otra parte.

Custodia partida o distributiva

Se da cuando existen dos o más hijos en la pareja. En este caso, se podrá atribuir la custodia de una parte de los hijos a uno de los progenitores, y los restantes al otro progenitor. Es la forma menos utilizada y solo puede emplearse en motivos muy justificados. Está limitada por el principio de unidad familiar, que recomienda el no separar a los hermanos, salvo que se trate de un caso justificado, que, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo dice que “debe demostrarse que la custodia partida resulta beneficiosa para los hijos como el marco de convivencia más adecuado para su desarrollo integral”.


Custodia atribuida a un tercero

Este tipo, regulado por el artículo 103 del Código Civil, es una modalidad extraordinaria de la guarda y custodia, que se da siempre en beneficio de los intereses del menor. El Juez podrá dictaminarla cuando ocurran circunstancias extraordinarias que impidan la atribución de la custodia de los menores a sus progenitores (maltrato, abandono de familia...).

En estos casos excepcionales, la custodia podrá otorgarse a los abuelos, parientes cercanos o personas que lo consientan. También podrá otorgarse su custodia a una institución adecuada de ser necesario.


No existe un tipo de guarda y custodia más recomendable que otro, eso es algo que los padres deberán decidir si se divorcian de mutuo acuerdo, siempre velando por el interés de los menores. Así mismo, podrán realizarse modificaciones, por ejemplo en el régimen de custodia compartida, pudiendo modificar los periodos de custodia dependiendo de si los menores tienen eventos programados como excursiones escolares, viajes... u otras situaciones en las cuales prime el interés del menor.

Por otro lado, si el divorcio se produce de manera contenciosa y los padres no pueden llegar a un acuerdo sobre sus hijos, podrán recurrir a un Juez para que este dicte una sentencia.

En Abastur Abogados Asesores, nuestros abogados de custodia en Oviedo y Aviles-Corvera de Asturias le asesorarán sobre cuál es el tipo más adecuado atendiendo a sus intereses familiares. Si necesita ayuda con su proceso de divorcio y separación, no lo dude y póngase en las mejores manos. Contacte con nosotros y solicite más información.

Contacte ahora con nuestro despacho de abogados en Oviedo

¿Busca un abogado de familia en Oviedo o en Avilés-Corvera de Asturias?

En nuestro despacho contamos con abogados especialistas en Derecho de Familia