Divorcio exprés en Oviedo y Avilés-Corvera de Asturias

En los últimos tiempos se ha impuesto considerablemente la opción del divorcio exprés, un proceso mucho más rápido y económico para disolver los lazos matrimoniales. Este procedimiento se introdujo gracias a la Ley 15/2005 de jurisdicción voluntaria, que permite que dos personas puedan divorciarse sin intermediación judicial. Al no tener que recurrir a los tribunales, el trámite se agiliza considerablemente, pudiendo firmar el divorcio en un plazo de tiempo mucho menor que en las otras tipologías de divorcio existentes.

Pero sin duda una de las razones de peso por las cuales la mayoría de parejas que desean romper su matrimonio recurren al divorcio exprés es porque es una opción mucho más económica. El proceso puede estar asistido por el mismo abogado para las dos personas. La ayuda de un abogado de familia le permitirá poder abordar de forma integral el proceso, tratando temas esenciales como la liquidación del régimen económico matrimonial o la redacción del Convenio Regulador.


Requisitos del divorcio exprés

Para poder optar a un divorcio exprés, el matrimonio deberá reunir una serie de requisitos:

  • Que el divorcio se produzca de mutuo acuerdo.
  • Aportar un Convenio Regulador. Por esta razón es importante contar con la ayuda de un abogado de familia para redactar de forma conveniente el documento y no olvidarnos de ningún punto fundamental a tratar para disolver el matrimonio.
  • Llevar como mínimo 3 meses de casados.
  • No tener hijos menores de edad en común.
  • Que al menos uno de los miembros del matrimonio sea residente en España.

Como ya hemos dicho, para recurrir al divorcio exprés es fundamental que las dos partes estén de acuerdo con el hecho de divorciarse y también con todos los acuerdos que se han de tomar para disolver el matrimonio. En una crisis matrimonial puede ser complicado el llegar a un punto en común, por lo que la ayuda de un abogado de familia permitirá que este actúe como mediador en la pareja, aconsejándoles y ayudándoles en la negociación. En caso de no ponerse de acuerdo, la pareja debería recurrir al Juzgado y se iniciaría un proceso de divorcio contencioso, mucho más largo y costoso. Es por esta razón por la cual los divorcios exprés deben ser a la vez divorcios de mutuo acuerdo.

Por otro lado, a la hora de divorciarse toda pareja debe redactar un Convenio Regulador donde se determinen los efectos del divorcio. Este queda abierto a la voluntad de ambas partes, que deberán incluir en él lo acordado en aspectos como el reparto del patrimonio común, la liquidación del régimen económico-matrimonial y la pensión compensatoria entre otros.

En el caso de que el matrimonio tuviera hijos menores en común no emancipados o dependientes de ellos, no se podría recurrir al divorcio exprés, ya que en estas situaciones debe intervenir el Ministerio Fiscal para garantizar los derechos e interés del menor o incapaz. Por ello se debería recurrir a un divorcio ante los tribunales para que la fiscalía pueda participar, eliminando una de las ventajas esenciales que aporta el divorcio exprés en cuanto a la rapidez del proceso. Si tuvieran hijos mayores de edad o emancipados también podrían recurrir al divorcio exprés, pero siempre que no se vulneren sus derechos dentro del Convenio Regulador acordado.

Por último, los otros requisitos que contempla el proceso del divorcio exprés son que el matrimonio debe llevar al menos tres meses de casados y que uno de ellos o los dos residan en España.

El divorcio exprés será asistido por un Notario, que comprobará que los requisitos para recurrir a este procedimiento se cumplen y que los cónyuges son conscientes de la trascendencia de su decisión. En caso de que se detectara que se vulneran los derechos de uno de los cónyuges o de alguno de sus hijos mayores de edad o emancipados, el notario podría denegar la aprobación del Convenio Regulador, por lo que quedaría cerrada la vía del divorcio exprés. Si el matrimonio deseara continuar con su decisión, debería recurrir a la vía judicial presentando una demanda de divorcio, con el consiguiente inconveniente que produce el alargamiento del proceso.

Los cónyuges deberán acudir de forma personal a la cita con el Notario para poder firmar el divorcio, y no podrán hacerlo por poderes. El divorcio exprés se hará efectivo mediante una escritura notarial.

Las ventajas de este proceso y por las cuales cada vez más parejas recurren a él es por su rapidez y su bajo coste, todo ello debido a la información anteriormente expuesta. Este divorcio es menos doloroso que un divorcio contencioso, por ejemplo, y permite finalizar el vínculo matrimonial de una forma sencilla para ambas partes.

¿Está buscando un abogado de divorcio exprés en Oviedo y Avilés-Corvera de Asturias? En Abastur Abogados Asesores podemos ayudarle con el proceso para plasmar los acuerdos convenientemente en el Convenio Regulador y ofrecerle toda la información que necesite para poder optar por uno u otro tipo de divorcio y separación. Contacte con nosotros y expónganos todas sus dudas.

Contacte ahora con nuestro despacho de abogados en Oviedo

¿Busca un abogado de familia en Oviedo o en Avilés-Corvera de Asturias?

En nuestro despacho contamos con abogados especialistas en Derecho de Familia